El pasado 12 de diciembre, y en colaboración con Cáritas Diocesana Valencia y el Valencia CF, Lamburguesa realizó su habitual acción solidaria por Navidad

Una Navidad más, en Lamburguesa hemos querido estar cerca de los que más lo necesitan. En estas fechas tan señaladas, de reencuentros y alegría, muchas personas no tienen la suerte de poder celebrar junto a sus seres queridos. Personas que, en muchos casos, ven también vulnerados sus derechos fundamentales como el acceso a una alimentación, una vivienda digna o un empleo decente, entre otros. Por eso, en Lamburguesa hemos querido brindarles una jornada de ‘desconexión’, de olvidar las dificultades del día a día y disfrutar de una tarde de alegría y diversión. ¿Cómo? Con hamburguesas y fútbol, gracias también a la colaboración del Valencia CF.

El pasado sábado 12 de diciembre, aprovechando el partido de la jornada 17 de la Liga Santander entre Valencia CF y Elche, Lamburguesa convocó en el viejo cauce del Río Turia a más de 250 niños y niñas pertenecientes al Programa IFAM (Infancia, Familia, Adolescencia y Mujer) de Cáritas Diocesana Valencia. Allí, se repartieron más de 250 packs con merienda (hamburguesas de ternera, de pollo o palitos de queso; más patatas fritas y bebida) y una sudadera conmemorativa de la jornada. Un pequeño presente para amenizar la previa del partidazo en Mestalla, plato fuerte de la jornada.

Ya dentro del estadio valencianista, los más de 250 niños y niñas pudieron disfrutar de la victoria del equipo que entrena José Bordalás por 2-1, con un gol casi sobre la bocina que completó una jornada redonda. Es la tercera acción solidaria de este tipo que realiza Lamburguesa en los últimos años. En 2019, se repartieron más de 1.000 invitaciones entre diferentes asociaciones para disfrutar de un menú en uno de los restaurantes de Lamburguesa. Y en 2020, con la pandemia del COVID-19 en pleno apogeo, se entregaron más de 500 hamburguesas entre distintos proyectos destinados a ayudar a niños y adolescentes en riesgo de exclusión.

Y es que, pese a que la hostelería ha sido uno de los sectores más afectados por las consecuencias derivadas de la pandemia del COVID-19, siempre hay personas y colectivos cuya situación es todavía más precaria; y por eso Lamburguesa tiene claro que, siempre que pueda, echará una mano a los que más lo necesitan.